Asamblea Internacional de Delegadas AIC – Bangkok 2013

«Educación un intercambio recíproco. Educarnos para trabajar juntas.»

{gallery}galerias/asam-int-2013{/gallery}

Se ha celebrado la Asamblea Internacional de Delegadas AIC-2013 en el «campus universitario» de la Universidad de la Asunción en Bangkok (Tailandia) los días del 14 al 17 de marzo pasado.

La AIC a nivel Internacional por sus Estatutos (según la Ley Belga), cada dos años, tiene que celebrar la Asamblea Estatutaria, en la que los miembros de pleno derecho presentes tienen que VOTAR: los miembros del Comité Ejecutivo, la aprobación del informe de la Asamblea Estatutaria anterior, la aprobación del informe de actividades del Comité Ejecutivo, la aprobación del informe financiero, la aprobación del presupuesto provisional y de las cuotas de los miembros, y la admisión (si la hubiere) de algún nuevo miembro a la AIC- Internacional.

Además de esta parte estatuaria, el contenido de esta Asamblea ha sido la continuación de la Asamblea anterior y se ha basado en la Educación como «un medio para erradicar la pobreza» y en la Educación como «un proceso que permita a las personas crecer y alcanzar su pleno potencial», mediante un intercambio recíproco, del educador y de la persona que es educada, enriqueciéndose mutuamente y humanamente de las experiencias de ambos, y de esa manera , construir o generar un proyecto en conjunto, de los dos (educador y educando – voluntaria y beneficiario).

Se ha continuado trabajando las Líneas Programáticas 2011-2013 relativas a la EDUCACIÓN y por eso a esta Asamblea se le ha dado el título: «Educar, un intercambio recíproco. Educarnos para trabajar juntas».

La Delegación de AIC-España ha estado formada por Mage Artero, representando a la Presidenta Nacional, Rosa María Cenalmor, y por Milagros Galisteo, voluntaria del Grupo de Granada, que se presentaba como candidata al Comité Ejecutivo AIC, ya que terminaba el mandato de Dolores Camacho, que durante cuatro años ha sido miembro de dicho Comité, y se ha ocupado, con sentido de responsabilidad, de la formación.

Es la primera vez que se celebra una Asamblea en Asia. El motivo ha sido porque, cada vez, están surgiendo más proyectos y más grupos de voluntarias AIC en ese continente. Estamos presentes en Filipinas, Japón, Tailandia, Taiwán, Indonesia, Vietnam y hay un grupo en formación en Laos. En los países asiáticos, el catolicismo es una minoría de la población (en Tailandia sólo un 2% son católicos). A las voluntarias AIC-Asia les hace falta apoyo, porque sus circunstancias, a veces, son muy adversas, les hace falta más formación, y transmitirnos mutuamente nuestras experiencias, y conocer como son los proyectos de otras partes del mundo y así, enriquecer los suyos. Recordemos que la AIC está presente en 53 países y tiene 13.800 proyectos por todo el mundo.

Para trabajar el tema de «la educación como intercambio recíproco» se hicieron talleres, ejercicios prácticos y se presentaron, como ejemplos, cuatro proyectos de: Madagascar, Tailandia, Ecuador y Taiwán. En los que los voluntarios y los beneficiarios aprendieron los unos de los otros y construyeron juntos un proyecto en común. Se insistió que, en muchas ocasiones, cuando los voluntarios llegan a una comunidad con necesidades y pobrezas, por lo general, llegan dando soluciones, sus soluciones, según sus criterios, pero no se paran a escuchar a los beneficiarios. Primero, hay que escucharles, porque ellos nos pueden enseñar su sabiduría, su experiencia, su cultura. Y a partir de ahí, junto con ellos construir proyectos en común. «Dando y recibiendo, los unos de los otros».

La contribución espiritual consistió en la ponencia del Padre Eli Chaves, Asesor Espiritual de AIC-Internacional, que trató sobre «La encantadora experiencia del encuentro con Cristo en el Pobre» y también consistió en las oraciones de la mañana y en las homilías de las Eucaristías, en las que, además, de la espiritualidad vicenciana, se exaltó la figura de Santa Luisa, ya que celebrábamos en esos días el aniversario de su muerte.

La Eucaristía más solemne fue la oficiada por el Obispo Banchong de Bangkok. Toda fue preparada por las Asociaciones de Asia. Al final el Obispo compartió una cena, preparada por AIC-Tailandia, con todas las asambleístas en el centro parroquial.

En la Asamblea también tuvo lugar la reunión por continentes. La Delegación española estuvo presente en la reunión de Europa, en la que se reflexionó, entre otras cosas, sobre la crisis económica y de valores que está sufriendo nuestro continente, y como están surgiendo «nuevas pobrezas» y un clima de desesperanza.

El último día tuvo lugar la parte estatutaria de la Asamblea y se celebraron diversas votaciones.

Se votó la incorporación, como miembro de pleno derecho, en AIC-Internacional a la Asociación de AIC-Taiwán.

Se voto la elección de los 12 miembros del Comité Ejecutivo 2013-2015.

Fueron reelegidas como Presidenta Internacional, Laurence de la Brosse, (AIC-Francia), como Secretaria General, Natalie Monteza (presentada por el propio Comité Ejecutivo) y elegida como nuevo miembro del Comité Ejecutivo, Milagros Galisteo (AIC-España). Además de dos vicepresidentas, una tesorera y los 6 miembros restantes.

Posteriormente y en la primera reunión de este Comité Ejecutivo, Milagros Galisteo ha sido elegida Animadora para Europa.

La Asamblea terminó con unas palabras de la Presidenta Internacional, Laurence de la Brosse, con las que nos animó a trabajar junto con los pobres para cambiar las cosas y a considerar la «reciprocidad» como algo posible en los proyectos AIC.

Antes de despedirnos rezamos un Padrenuestro por el nuevo Papa Francisco, y acogimos sus palabras, con mucha esperanza… «Deseo una Iglesia pobre y para los pobres»

Mage Artero

Deja un comentario