II Concierto Benéfico de Navidad en Albacete

{besps}albacete-conc-nav-2011|sdur=3|fdur=2|steps=25{/besps}

{besps_l}0||index.php?option=com_content&view=article&id=145&Itemid=92|Ver Galería de Fotos|_self{/besps_l}

El pasado día 15 de diciembre se celebró en la Capilla del Colegio María Inmaculada de Albacete la que ya es la segunda edición del Concierto Benéfico de Navidad.

¿En qué consiste y por qué decidió hacerse este año la segunda edición del concierto?

La primera pregunta es de fácil respuesta. En este concierto benéfico los asistentes, entre los que este año se ha contado el Obispo de la Diócesis de Albacete, tienen la oportunidad de disfrutar, en un mismo lugar, por un precio reducido (5 euros) y en un ambiente que invita a la calma y a la experiencia estética como es una Capilla, de las que, por el momento, son las tres mejores agrupaciones corales de la ciudad de Albacete, a saber: el Coro Universitario de Albacete, formado por un grupo de personas heterogéneo en cuanto a sus profesiones, pero con unas mismas inquietudes musicales; una agrupación de alumnos de cuarto curso de grado elemental del Real Conservatorio Profesional de Música y Danza, gracias al cual podemos disfrutar de la belleza de las voces blancas; y el Coro del Conservatorio Tomás de Torrejón y Velasco, agrupación ya consolidada cuya calidad raya profesionalidad. Las piezas interpretadas son de evidente inspiración navideña, pero sin caer en vulgarismos, con autores de la talla de Haendel.

La segunda pregunta, el por qué de la celebración de este concierto, tiene una respuesta algo más compleja. Para contestarla, antes hemos de ser conscientes de la labor que la Asociación de Caridad de San Vicente de Paúl (fundada en Francia en el año 1617, establecida en España en 1915, aprobada por la Conferencia Episcopal Española, confederada con Cáritas, registrada en el Ministerio de Justicia y que aglutina a un cuarto de millón de personas en todo el mundo en torno al legado ideológico-religioso de San Vicente de Paúl) realiza en Albacete desde hace ya bastantes años. Este grupo de mujeres, de edad y profesiones diversas, pero inspiradas en el ejemplo de vida de San Vicente de Paúl, realiza labores de atención a 50 familias en riesgo de o en exclusión social, familias con problemas muy serios para encontrar su lugar en esta sociedad actual, profundamente materialista y anclada en una recesión económica de consecuencias difícilmente reconducibles para estas familias con escasos o nulos recursos, y que de no ser por la ayuda que reciben de esta asociación (alimentos, ropa, alfabetización, pago de recibos urgentes para evitar cortes de agua o desahucios) se verían abandonadas a su suerte, ya que la Administración, tanto estatal, como regional y local, se ha olvidado de estas personas y ha preferido concentrar sus escasos recursos en otras tareas. Esta asociación se autofinancia con cuotas de las propias voluntarias, con cada vez más esporádicas donaciones privadas, y con proyectos, como este concierto, que este año ha recaudado algo más de 1900 euros. También se ocupan de asistir a ancianos sin familia (o de familia ausente), y a visitar la institución penitenciaria de la ciudad, enseñando a los presos que Dios siempre perdona y da segundas (y terceras y cuartas) oportunidades a quien de verdad quiere rehacer su vida.

Alberto Navarro Sanz

Deja un comentario