Crónica de la Asamblea General 2013

{besps}asamblea-general-2013|sdur=4|fdur=1|steps=20{/besps}

{besps_l}0||index.php?option=com_content&view=article&id=277&Itemid=92|Ver Galería de Fotos|_self{/besps_l}

Los días 1 y 2 de junio, se ha celebrado, en la Casa de Ejercicios San José, en El Escorial (Madrid), la «Asamblea General, 2013» de la Asociación de Caridad de San Vicente de Paúl (AIC-ESPAÑA)

Han asistido alrededor de 192 participantes entre: Voluntarias/os, Delegadas/os Regionales, Asesores, Hijas de la Caridad y Padres Paúles.

Comenzó la Asamblea el sábado, 1 de junio, a las 10,00 horas con el saludo de la Presidenta Nacional, Rosa María Cenalmor, dando la bienvenida a todos los asistentes, y señalando que: «Estamos en el año de la nueva Evangelización para la transmisión de la Fe. La Fe es un don de Dios y nace en el encuentro con la persona de Jesucristo, que nos da fuerza para acometer estos momentos tan difíciles que vive nuestra sociedad. Hoy más que nunca, el mundo necesita de personas auténticas, que sean transmisoras de esperanza y voz de los que se sienten abandonados, porque nadie les escucha…».

A continuación, comunicó a los asambleístas las numerosas adhesiones recibidas de: la Presidenta Internacional AIC, Laurence de la Brosse, la Madre General, Sor Evelyne Franc, H.C., las Visitadoras Provinciales de las Hijas de la Caridad , los Visitadores Provinciales de los Padres Paúles, el Director de Covide-Amve. P. Mazuelas Morilla, C.M., el P. José Luis Cortázar, C.M., anterior Consiliario Nacional de AIC-España y Rafaela del Val, Presidenta de Honor de la Asociación.

Después de aprobada el acta anterior y el estado de cuentas, comenzó la ponencia del P. Celestino Fernández, C.M., Consiliario Nacional de AIC-España, titulada: «Relanzamiento del laicado vicenciano a la luz del Concilio Vaticano II».

El Padre Celestino señaló que el mayor acontecimiento del siglo XX, en lo social y en lo eclesial, ha sido el Concilio Vaticano II, del que este año se celebra su 50º Aniversario. Nos dijo que en el Concilio Vaticano II se da al laicado la misma consideración que al clero y se proclama que la Iglesia necesita también de los laicos para evangelizar… Existen, nos dijo, cuatro pasos del laicado a la luz del Concilio Vaticano II. Primer paso: Pasar de la burbuja piadosa al compromiso militante, para ser la «luz» y la «sal» de mundo. Segundo paso: Pasar de la sacristía a los areópagos, a las plazas públicas, para evangelizar y dar testimonio. Tercer paso: Pasar de los eclesiástico a lo eclesial, los laicos somos miembros militantes y tenemos que caminar sin depender de los clérigos. Cuarto paso: Pasar de la suplencia a la misión compartida, no tenemos que suplir al clero si no que tenemos una misión compartida con el clérigo y el consagrado.

El Padre Celestino nos dijo que como Laicos vicencianos de la AIC, tenemos que volver a las raíces de nuestro Fundador, San Vicente de Paúl, y esas raíces aplicarlas y encarnarlas a los signos de los tiempos actuales. Nuestra opción como voluntarios vicencianos no tiene que ser una opción preferencial por los pobres si no una opción EXCLUSIVA por los pobres.

Continuó diciendo que la espiritualidad vicenciana es samaritana, de misericordia, en donde hay que gastar la vida y quemarse en el servicio al pobre. «Morir para Resucitar». La caridad, nos dijo, tiene que cambiar el mundo y esto nos lleva a la «caridad política», es decir, al compromiso para cambiar las estructuras injustas, sin tener miedo a la presencia pública, porque sin compromiso con la justicia no hay santidad. Terminó recordando las palabras del Papa Francisco: «la vida hay que verla, pero desde la periferia, desde los márgenes…».

La ponencia fue muy valorada porque estaba extraordinariamente documentada y porque nos clarificó el verdadero sentido de lo que somos dentro de la Iglesia; nos iluminó sobre nuestro compromiso cristiano y «militante» ante las injusticias que cada día estamos soportando en el mundo y, ahora, en España.

Al terminar la ponencia, tuvimos la alegría de contar con una representación de JMV- Internacional, Argelys Vega Reyes y el P. Pavol Noga , C.M., que nos dirigió unas palabras: «Gracias por vuestra invitación. Sabemos que AIC es una de las desembocaduras que pueden tener los jóvenes vicencianos.» «La AIC nos parece un buen modelo para imitar».

Y terminó la mañana con la celebración de la Eucaristía, presidida por el Padre Fernando Casado, C.M., Consiliario de la Delegación Regional de Madrid-San Vicente. En su homilía, nos recordó los puntos fuertes que, cómo laicos vicencianos, tenemos que tener presentes a la luz del Concilio Vaticano II. Nos dijo que hay que vivir el compromiso vicenciano, que es todo lo que tiene que ver con los pobres y con los marginados. Vivir la espiritualidad vicenciana en los acontecimientos actuales.

El sábado por la tarde, recibimos la grata visita del P. Juanjo González, C.M., Consiliario del Grupo de la Milagrosa y Párroco de la Basílica de la Milagrosa de Madrid. El Padre Juanjo, siempre con alegría, nos animó a todos y nos recordó que este año se cumple el 50º Aniversario del Grupo de la Milagrosa de Madrid. Y nos dio las «gracias a la Asociación en nombre de los Paúles de la Milagrosa».

Posteriormente, la Presidenta Nacional, Rosa María Cenalmor, procedió a informar sobre la Reunión de las Presidentas Europeas AIC, celebrada en Colonia (Alemania), los días del 3 al 5 de septiembre del 2012, en donde Rosa María desarrolló una ponencia titulada «El rol de la Presidenta Nacional con respecto a la AIC». Nos explica que sobre la base de esta ponencia se ha escrito un documento, extrapolando el rol de la Presidenta Nacional a los demás cargos de nuestra Asociación. Rosa María pidió a los asambleístas que lo difundiesen en sus Delegaciones, diócesis y grupos.

Rosa María terminó presentando un proyecto educativo de AIC-Ucrania, que se había presentado en la reunión de las Presidentas Europeas AIC, por si surgía, entre los asambleísta, el interés de un hermanamiento con este proyecto.

A continuación María Eugenia Artero, informó sobre la Asamblea Internacional de Delegadas AIC-2013 que ha tenido por título: «La Educación un intercambio recíproco. Educarnos para trabajar juntos».

Se ha celebrado en Bangkok (Tailandia), los días del 14 al 17 de marzo pasado. Era la primera vez que se celebraba una Asamblea Internacional en Asia. El motivo ha sido porque cada vez están surgiendo más proyectos y más grupos de voluntarias AIC en este continente.

En esta Asamblea se ha votado a los miembros del Comité Ejecutivo de la AIC a nivel internacional y ha salido reelegida como Presidenta Internacional, Laurence de la Brosse y elegida, como miembro del Comité Ejecutivo, a Milagros Galisteo, del grupo de Granada, que, además, ha sido nombrada Animadora para Europa de la AIC. Dolores Camacho, de la Delegación Regional de Sevilla, que ha estado durante 4 años, como miembro en el Comité Ejecutivo de la AIC, no se ha presentado a la reelección.

Después de esta información, la Presidenta Nacional procedió a presentar a Milagros Galisteo, deseándole los mejores frutos para su trabajo, y, dio las gracias a Dolores Camacho por su entrega y su dedicación durante estos años en el nivel internacional.

Milagros Galisteo tomó la palabra y animó a las voluntarias al hermanamiento con los proyectos de AIC-Ucrania, porque es un país, nos dijo, que tiene muchas dificultades.

Seguidamente, Sor Carmen Embid, H.C., Asesora Nacional de AIC-España, nos presentó un Proyecto Musical, motivado por la próxima celebración del 400 Aniversario de la Fundación de las Cofradías de la Caridad (hoy AIC). El proyecto consistirá en la creación y producción de un CD de música. Su finalidad es el dar a conocer a la Asociación hacia dentro y hacia fuera. Desde aquí le deseamos todo lo mejor para el proyecto ¡¡¡.

Después de una pausa se procedió a informar de las actividades de la Junta Directiva Nacional y de las novedades de las Delegaciones Regionales.

La jornada terminó con el Bazar de la Solidaridad y una fiesta «espontanea», que resultaron ser un éxito de asistencia y de animación.

El domingo, 2 de junio, solemnidad del Corpus Christi, comenzó con la Eucaristía , presidida por el P. Celestino Fernández, C.M. El Evangelio: la multiplicación de los panes y los peces. En su homilía pesaron fuertemente estas palabras: «Dadles de comer». Nos dijo que ese es nuestro mandato como cristianos vicencianos. Que tenemos que examinar nuestra vida a la luz de la Eucaristía. Señaló que «la Eucaristía es el alimento para el camino de la vida y tenemos que unir la Eucaristía con el hermano necesitado. E interpelarnos: ¿Como yo hago esta unión? Terminó diciendo: «Vivid la Eucaristía fuera». «Sois enviados a la misión, a la tarea diaria».

Terminada la Eucaristía, continuó la Asamblea. Esta vez recibimos la visita de la Presidenta del Foro de Laicos de España, Camino Cañón, que nos dirigió unas palabras de reconocimiento, como uno de los movimientos, dentro del Foro de Laicos, que hacemos vida estas palabras: «Id vosotros y dadles de comer».

Seguidamente comenzó el Padre Celestino a explicar el Plan de Formación para el siguiente curso que tratará de profundizar sobre la Enseñanza Social de la Iglesia a través de su Historia.

A continuación, se dejó un espacio para las comunicaciones por parte de la Presidenta Nacional, y terminaron con Sor Ángeles Infante, H.C., que informó sobre: la Beatificación de 525 Mártires de la Fe, entre los que se encuentran 42 de la Familia Vicenciana. La Beatificación se celebrará como Clausura del Año de la Fe, en la Catedral de Tarragona, el próximo 13 de octubre. ¡Es una celebración de Fe y estamos todos invitados!

Después tuvo lugar la presentación a la Asamblea de los nueve Delegados Regionales, ya que varias Delegaciones habían renovado este cargo en sus Encuentros Regionales.

Después de un espacio de diálogo abierto entre los asambleístas, Rosa María Cenalmor procedió a CLAUSURAR la Asamblea, agradeciendo a todos nuestra asistencia y participación. Y en especial, agradeció al Secretariado Nacional todo el esfuerzo realizado para llevarla a cabo.

Terminó con estas palabras: «Que nuestro ser y nuestro actuar sea el servicio a los pobres. Que seamos fieles a nuestras raíces y transmitamos, primero, convencidos a nosotros mismos, lo vivido en estos días…». «La Eucaristía es la entrega suprema de Cristo, recibiéndole encontramos la vida, y participamos de su misma entrega, dando la vida con El y como Él, por nuestros hermanos…». «El amor a Dios y al prójimo son inseparables».

Mage Artero

Deja un comentario