Crónica de la Asamblea Nacional 2012

{besps}asam-nac-2012|sdur=4|fdur=2|steps=20{/besps}

{besps_l}0||index.php?option=com_content&view=article&id=175&Itemid=92|Ver Galería de Fotos|_self{/besps_l}

Los días 1, 2 y 3 de junio ha tenido lugar en El Escorial, en la Residencia «San José», la «Asamblea General 2012» de la Asociación de Caridad de San Vicente de Paúl (AIC-ESPAÑA)

Han asistido alrededor de 215 participantes entre: Voluntarias/os, Delegadas/os Regionales, Asesores, Hijas de la Caridad y Padres Paúles.

Comenzó la Asamblea, el viernes, 1 de junio, a las 10,00 horas con el saludo de la Presidenta Nacional, Carmen Gómez, dando la bienvenida a todos los asistentes e invocando al Espíritu Santo para que «nos ilumine, nos llene de gracias y nos indique el camino que hemos de seguir en nuestro trabajo para que sea semilla de amor y de paz…».

Seguidamente Carmen Gómez se dispuso a presentar a Sor Carmen Embid Gómez, H.C., de la Provincia de Pamplona, como la nueva Asesora Nacional de la Asociación.

Sor Carmen Embid dirigió unas palabras a los asambleístas: » El Amor de Dios es el que las voluntarias quieren transmitir a los más necesitados…». Y apoyó sus palabras con una canción inspirada en la Carta de San Pablo a los Corintios (13), que fue coreada por todos los asistentes.

Después de la lectura y aprobación del acta anterior y del estado de cuentas de la Asociación, la Presidenta Nacional tomó la palabra para presentar a Agnès Dandois, del Servicio Proyectos de AIC-Internacional, que desarrolló una ponencia titulada: «Construir Juntos«.

En la ponencia, Agnès trató sobre la importancia que tiene la Educación para erradicar la pobreza y presentó varios proyectos educativos AIC. Fue una ponencia dinámica con espacios de tiempo, en los que los asambleístas compartieron experiencias y se propusieron nuevos conceptos como que: todas nuestras acciones deben ser educativas, que hay que apoyar las habilidades de las personas o evaluar como aprendimos junto con los beneficiarios, fomentando con ellos la interdependencia. Agnès terminó recordándonos la aplicación de la nueva Línea Programática AIC ( 2011-2013) : » La Educación, entendida como un intercambio recíproco»

Posteriormente la Presidenta Nacional se dispuso a leer las cartas recibidas de adhesión a la Asamblea. Siendo todas importantes, cabe destacar : la carta la Presidenta Internacional de AIC, Laurence de la Brosse, la carta del Padre José Luis Cortazar, C.M., anterior Consiliario Nacional, la carta de Rafaela del Val , anterior Presidenta Nacional, o la carta de la Delegada Regional de Madrid-Santa Luisa, Ana Candel.

Después de una breve pausa, el Padre Celestino Fernández, C.M., Consiliario Nacional de la Asociación, tomó la palabra para presentar al Padre Antonio Molina, C.M., actual Consiliario- Delegado de la Región Madrid-Santa Luisa, que desarrolló una ponencia titulada: «La Pedagogía de Dios«.

El Padre Antonio Molina basó su ponencia en la actitud de Dios en dos textos bíblicos: el Cantico de Moisés ( DT 32,10-12) y un texto del profeta Oseas en referencia a la experiencia del Éxodo ( Os 11,1-9).

El Padre Molina, destacó, que estos pasajes «muestran que la acción educativa de Dios está caracterizada por el AMOR y son una profecía de la Pedagogía de Jesús, expresada en la parábola del Buen Pastor». A la luz de estos textos, señaló, las virtudes del educador son : ver, escuchar, conocer, liberar…

Terminó diciendo que: » La Pedagogía de Dios es aquella del actuar liberador: es la pedagogía de la esperanza y de la transformación de la realidad, del mundo «.

La mañana terminó con la Eucaristía presidida por el Padre Fernando Casado, C.M., actual Consiliario-Delegado de la Región Madrid-San Vicente. En su homilía, dijo, entre otras cosas: «Ser fecundos, procurando el bien para todos. Ser generosos, sin pensar tanto en nosotros mismos y tener presente los valores evangélicos…».

El viernes, por la tarde, tuvieron lugar los talleres en grupo, en donde se trabajó lo expuesto en las dos ponencias de la mañana.

Posteriormente, tuvo lugar la Presentación del Informe de Actividades de la Junta Directiva Nacional y de las Delegaciones Regionales durante el curso 2011-2012. Antes de concluir el trabajo de la tarde, Graciela Pérez, del Secretariado Nacional, informó sobre asuntos técnicos y aclaró algunos puntos a los asistentes.

El sábado, 2 de junio, por la mañana, se procedió a la renovación de los cargos de la Junta Directiva Nacional, quedando de la manera siguiente:

Presidenta Nacional: Rosa María Cenalmor

Secretaría Nacional: María del Carmen Rodrigo

Tesorera Nacional: Presentación Espinosa de los Monteros

Vocales: María Eugenia Artero, Iluminada Hernández, Manuela Suarez

La mañana terminó con la celebración de la Eucaristía, presidida por el Padre Antonio Molina, C.M. En su homilía, nos dijo, entre otras cosas: «Que el Señor nos haga sabios, que dirija nuestras vidas y nuestros procesos. Que sepamos aceptar a Jesús, con humildad. Que pidamos al Espíritu Santo discernimiento en nuestras vidas y que la Trinidad sea, para nosotros, un modelo a imitar en la co-responsabilidad y en la comunión…».

El sábado, por la tarde, estuvo con nosotros, Don Vicente Altaba, Delegado Episcopal de Cáritas Española. La Presidenta Nacional le dio la bienvenida y Don Vicente contestó con unas palabras de saludo a todos los asambleistas.

Seguidamente el Padre Celestino Fernández, C.M., dio las gracias a Carmen Gómez por sus años de entrega como Presidenta Nacional de la Asociación. Y a continuación, se presenta a la nueva Junta Directiva Nacional, salida de las votaciones de la mañana.

Después de una pausa, se expusieron las respuestas de los talleres en grupo del día anterior. La tarde terminó con la intervención de Dolores Camacho, miembro del Comité Ejecutivo de AIC-Internacional, que habló sobre las actividades y el funcionamiento de AIC a nivel Internacional.

Después de la cena se celebró la Fiesta de la Amistad y el Bazar de la Solidaridad, que resultaron muy amenos.

El domingo, 3 de junio, por la mañana, comenzó con la Eucaristía, presidida por el Padre Celestino Fernández, C.M., . En su homilía señaló entre otras cosas: » Que Dios nos quiere como somos y no por lo que hacemos, porque Dios, según el Génesis, nos ha creado… y vio que TODO era bueno, por eso, también nosotros somos buenos ante los ojos de Dios». Terminó diciendo: «Que el cristiano tiene que ser feliz, alegre, y vivir con AMOR y ESPERANZA…».

Terminada la Eucaristía y después de una pausa, se continuó con la Asamblea. Estuvieron con nosotros el Padre Juanjo González, C.M., y una representación de JMV.

El Padre Celestino Fernández, C.M., comenzó con el Plan de Formación del curso que viene, en el que se tomará como base las Líneas Programáticas AIC «2011-2013» y se reflexionará sobre la Nueva Evangelización, aportando nuestro carisma vicenciano, desde la celebración del 50 Aniversario del Concilio Vaticano II.

Posteriormente Sor María Teresa Diez, que ha sido, hasta ahora, Asesora Nacional, nos dirige unas palabras de despedida, ya que nos deja por motivos de salud. Y nos dijo que : «Estar con vosotros ha significado para mí un Don de Dios… Me voy… pero formáis parte de mi vida…».

Y comenzó la clausura de la Asamblea con unas palabras de despedida de Carmen Gómez, en las que recordó a nuestras compañeras voluntarias fallecidas, Conchita Fernández y Conchita García, y dio las gracias a Dios Padre por los ocho años como Presidenta Nacional. Dio las gracias a todos por el apoyo y la acogida recibida …y, en especial, dio las gracias a Mercedes Rúa, su antecesora, a María Biedma, al Padre José Luis Cortazar, C.M., a Rafaela del Val, su gran maestra, a Sor María Teresa Díez y al Padre Celestino y a todas las personas que componen el Secretariado Nacional. Terminó diciendo que deja la Asociación en buenas manos…..las de Rosa María Cenalmor…

Y fue Rosa María Cenalmor, la que cerró la «Asamblea 2012″ con sus palabras dirigidas por primera vez como Presidenta Nacional de la Asociación. Comenzó dando las gracias por la confianza depositada en ella. Y dijo: » Mi vocación vicenciana paralela a mi familia ha sido fundamental en mi decisión. Mi objetivo será la cercanía a todos los voluntarios, sobre todo a la base…Terminó con una oración: » Pido al Espíritu Santo para que hagamos mejor cada día la tarea que nos ha encomendado, y así, seamos testimonio de su AMOR …».

Mage Artero

Deja un comentario