El Cardenal Rouco Valera entrega a Doña Mercedes Rúa la Cruz «Pro Eclesia et Pontifice», concedida por el Papa Francisco

{gallery}galerias/pro-eclesia-2014{/gallery}

El pasado 19 de diciembre del 2013, el Cardenal Antonio Mª Rouco Varela asistió a la conmemoración realizada por el 50 aniversario de la Asociación de Caridad de San Vicente de Paúl en la Basílica- Parroquia de la Virgen Milagrosa, y entregó a Doña Mercedes Rúa la Cruz «Pro Ecclesia et Pontífice», que el Papa Francisco le había concedido el 8 de octubre de ese mismo año.

Junto a la Cruz e insignia, le hizo entrega también del diploma en que reza en latín:

«Francisco, Sumo Pontífice, se ha dignado conceder la insigne distinción de la Augusta Cruz «Pro Ecclesia et Pontífice», instituida para reconocer especialmente los servicios y los trabajos en pro de la Iglesia a Doña Mercedes Rúa y González de Durana, concediéndole la facultad de usar esta distinción. Ciudad del Vaticano, 8 de octubre de 2013″.

Mercedes Rúa cumplía en este año sus 50 años como Voluntaria de la Caridad. En 1963 comenzó su trayectoria como Voluntaria en el grupo recién creado de la Basílica La Milagrosa, colaborando en diferentes proyectos sociales en los que hasta hoy sigue. Siendo fiel a su servicio de voluntariado en la Parroquia La Milagrosa.

Esta larga trayectoria de servicio a la Iglesia y a los pobres hizo que en enero de 2013 la Parroquia la Milagrosa y los responsables nacionales de la AIC decidieran proponer a Mercedes para este reconocimiento por parte de la Iglesia, pidiendo al Papa la Cruz «Pro Ecclesia et Pontífice», a través de la Diócesis de Madrid.

Las Voluntarias de la Caridad prepararon con mucho detalle la celebración, que fue muy hermosa. El Cardenal Rouco estuvo muy cercano con su paisana Mercedes y con todas las Voluntarias. La Presidenta Nacional de AIC, Doña Rosa Mª Cenalmor preparó la monición de entrada. Familiares de Mercedes y Voluntarias prepararon el resto de momentos de la Eucaristía: lecturas, oración de los fieles, ofrendas,… Un buen grupo de Misioneros Paules, Hijas de la Caridad, Voluntarias de Madrid y feligreses se unieron en la celebración.

Después de la entrega del diploma e imposición de la «Cruz» por el Cardenal, Mercedes dirigió unas emotivas palabras de agradecimiento; además de que no faltaron sus agradecimientos a su familia, compañeras Voluntarias, Hijas de la Caridad y Paules, los pobres,…

En todo momento Mercedes ha reconocido que si el Papa le ha concedido esta distinción ha sido por su servicio a la Iglesia y a los pobres desde la Asociación de Caridad de San Vicente de Paúl, y en representación de todas las Voluntarias de la Caridad, por lo que hace partícipes a todas de esta medalla, que todas se merecen.

Desde la Parroquia-Basílica Virgen Milagrosa agradecemos a Mercedes y a todas las Voluntarias de la Caridad su entrega generosa en el servicio a los pobres a lo largo de estos 50 años.

P. Juan José Glez

Deja un comentario