Encuentro Regional – Gijón 2012

{besps}enc-reg-gijon-2012|sdur=4|fdur=2|steps=25{/besps}

{besps_l}0||index.php?option=com_content&view=article&id=225&Itemid=92|Ver Galería de Fotos|_self{/besps_l}

Las cuatro Diócesis que componemos esta Delegación, nos hemos reunido en Villaobispo, en la casa Provincial de las Hijas de Caridad; el pasado día 20 de Octubre del 2012, para celebrar el Encuentro Regional. A dicho encuentro asistieron alrededor de 85 voluntarias; las voluntarias provenientes de Galicia llegaron el día 19 por la noche y las de los demás grupos llegaron el mismo 20 por la mañana.

A las diez de la mañana se comenzó con una oración y posteriormente la Presidenta de León nos dio la bienvenida, en nombre de la Diocesana Esther Encina, que por motivos personales no pudo acompañarnos.

A continuación, se leyeron los saludos y ánimos que nos enviaron: la Presidenta Nacional, Rosa Mª Cenalmor; la Asesora Nacional, Sor Carmen Embid y también la Delegada de Madrid Santa Luisa, Ana Candel. Animándonos mucho saber que todas ellas estaban haciendo oración, para que todo sucediera como Jesucristo esperaba de todas nosotras.

Seguidamente se leyeron el acta y las cuentas del año anterior. Finalmente el punto cumbre del encuentro, consistió en una exposición de Power-Point presentada por la Hermana Delegada; de la que a continuación os ponemos un resumen de la misma.

Saludo y reflexión de la Hermana Delegada

Año de la Fe Sínodo de los Obispos

¿Qué es la Fe Cristiana?

Tener fe, es fiarse, creer, comprometerse y proclamar esa fiabilidad.

Si nos fiamos de aquellos que dicen verdades a medias. ¿No vamos a fiarnos y creer en aquel que pilota nuestras vidas?

La fe, hay que regarla, cuidarla y alimentarla. Fe, es igual a un encuentro con Jesús Resucitado. Seguiremos en la brecha, si sabemos a quién seguimos y por quién lo hacemos.

La fe, la tenemos que vivir, pensar, hablar y actuar como hacía Cristo, la fe sin obras está muerta. Las obras y el trato con el Señor en la oración son nuestra despensa, para alimentar la fe y el amor necesitamos creer en lo revelado por Dios.

Tanto el buitre, como el murciélago o la abeja, si se les encierra en un recipiente alto, (con abertura por arriba) no pueden salir de su sitio; a veces las personas nos comportamos como ellos, porque no sabemos mirar hacia arriba.

Atravesemos la «puerta de la fe» y emprenderemos un camino para toda la vida.

LA PONENCIA FUE EXPUESTA POR EL P. ENRIQUE RIVAS CM.
EL TITULO DE LA MISMA ES
DESCUBRIR, GOZAR Y POTENCIAR EL SENTIDO DE PERTENENCIA A.I.C.

«PORQUE DONDE ESTÉ TU TESORO, ALLÍ ESTARÁ TAMBIÉN TU CORAZÓN.
» LA LÁMPARA DEL CUERPO ES EL OJO. SI TU OJO ESTÁ SANO, TODO TU CUERPO ESTARÁ LUMINOSO;
PERO SI TU OJO ESTÁ MALO, TODO TU CUERPO ESTARÁ A OSCURAS. Y, SI LA LUZ QUE HAY EN TI
ES OSCURIDAD, ¡QUÉ OSCURIDAD HABRÁ!» (MT 6,21-23)

El esquema de la ponencia fue el siguiente:

  1. Introducción
  2. Descubrir el sentido de pertenencia a la AIC
    1. Una relación de pertenencia
    2. La pertenencia a una Institución concreta: A.I.C
    3. La dificultad para vivir el sentido de dependencia: la individuación
  3. Gozar el sentido de pertenencia
    1. No se trata sólo de una pertenencia formal: en las ideas, jurídica…
    2. Es algo vivo… se lleva en el corazón
    3. Todo lo que se vive en el corazón es puro gozo
  4. Potenciar el sentido de pertenencia
    1. El sentido de pertenencia no se puede ocultar
    2. Si es sincero se transmite
    3. Cuanto más «lleno» se está de algo, más se «desborda»…

La ponencia fue clarificadora para todas/os las/los Voluntarias/os, que muchas veces dicen que desconocen a la A.I.C. Internacional, creemos que con todo lo que allí expuso el Padre Enrique y con las preguntas que nos puso para la puesta en común, no creemos equivocarnos si decimos que: «ahora ya la conocemos mucho mejor».

Después de la puesta en común participamos en la Eucaristía que fue presidida por el Padre Enrique y Concelebrada por el Padre Antonio Villar Consiliario de esta Delegación y el Sacerdote D. José Antonio de Cistierna, en la que participaron todos los grupos. Al final de la misma se leyó la despedida que envió Mª Teresa Mato, Diocesana de Santiago; ya que, no pudo asistir por enfermedad.

Finalmente nos marchamos a casa con las pilas puestas y con mucha ilusión para poner en práctica todo lo que allí se nos dijo, pidiéndole a nuestros fundadores que nos ayuden a ser humildes y a estar siempre al servicio de los más desfavorecidos, viendo en ellos al mismo Jesucristo.

Diocesanas de la Delegación

Deja un comentario