Grupo San Vicente de Paúl. AIC Las Palmas.

Más que trabajo es una satisfacción.

Es lo que experimentan este grupo de voluntarios. Desde bien temprano ya están dispuestos. “Y por más que me doy prisa- dice Sor Esther- ya están en la puerta esperándome para ir a por los alimentos y demás artículos”.

 Y con qué ilusión vienen. ¡Qué cantidad de kilos! ¡1.100 kilos! Por el peso no hay que preocuparse. Aquí podemos con todo, pues…son muchas las familias que esperan esta estupenda ayuda.

Y después de firmar en el Banco los documentos correspondientes a la entrega de las mercancías, emprendimos la vuelta a casa para prepararlo todo.

Ayuda del Banco de alimentos, de Merca Las Palmas, donativos anónimos; una antigua profesora del  Colegio del Carmen colaboró con café y productos de limpieza, pues estos artículos hacían falta y no teníamos. Y una antigua alumna que me vio por la calle, en cuanto se enteró de nuestra tarea, nos trajo también café y productos de aseo.

Hemos atendido a 20 familias. Lo primero que entregamos fueron productos perecederos, buenos, variados y abundantes: quesos tiernos, huevos  zanahorias,  tartas, bizcochos y botes de alimentos para niños. Además de las cosas que se pueden ver en las estantería.

Por la tarde contamos con la ayuda de los más jóvenes. Son muy responsables.  Por las mañanas no pueden porque están en sus trabajos. Paola viene cuando sale de la Universidad.  Hoy ha venido Sor Puri a echarnos una mano.

En ocasiones, según las circunstancias, hay que llevar los alimentos a la casa. Y lo hacen con toda generosidad y cariño. “Para eso estamos, para colaborar en lo que haga falta”- dicen. Y ciertamente todo lo hacen con alegría. Menos mal que tenemos gente joven, porque subir y bajar tanto peso por estas escaleras no es una broma.

Nos han llamado de los Servicios Sociales para comunicarnos que van a venir tres familias más, dos de Filipinas y una de Las Palmas. Así que vamos a tener que ampliar los días de reparto, pues, empezamos a las 16:30h. y terminamos a las 20:00 y no nos sobra tiempo. Pero todo el venga será bien recibido.

 

 Como siempre, gracias a todos por vuestra  generosidad.