Visita de la Asesora Nacional de AIC a la Parroquia de la Encarnación de Alzira

{gallery}galerias/vis-ases-nac-alzira-2015{/gallery}

Con gran alegría recibimos, a través de una asociada, la noticia de que vendría a visitarnos la Asesora Nacional de la AIC, Sor Carmen Embid. Nuestra alegría es doble porque aparte de ser la Asesora, fue partícipe de nuestra Rueda del Amor para la restauración de la Capilla de la Medalla Milagrosa, ya que por su mediación logramos la estatua de la (pequeña Zoe) Santa Catalina Labouré como es conocida por todos.

El día 11 de abril, tal y como estaba previsto, la recibimos en nuestra Parroquia, acompañada de Sor Encarnación compañera de la comunidad de San Eugenio, estando presente la Presidenta de AIC, Dña. Joaquina Plá así como Dña. Josefina Calabuig de la A.M.M, y algún@s voluntari@s que pudieron venir.

Les enseñamos la Capilla de la Familia Vicenciana. Quedó maravillada de la cuidada y minuciosa Restauración explicada pormenorizadamente por Ramón Peris y por la incorporación de las Reliquias de Santa Luisa y Santa Catalina a la de San Vicente ya existente.

Seguidamente Sor Carmen Embid pasó a leer un escrito de la Visitadora SOR MARIA SOLEDAD GARCÍA en el que CERTIFICA que las imágenes de San Vicente y Santa Luisa, así como la de Santa Catalina Labouré (pequeña Zoe), fueron donadas a Mari Carmen Colomer Sala, y ella, a su vez, donó San Vicente y Santa Luisa a la Asociación de Voluntarias AIC, y Santa Catalina Labouré a la Asociación de la A.M.M. (Asociación Medalla Milagrosa), con fecha 22 de Noviembre de 2014.

Acto seguido pasamos a los locales destinados a la Catequesis donde contemplamos los paneles dedicados a la historia de la Familia Vicenciana.

Por último nos despedimos de ellas, pasando por la Plaza de la Virgen de la Medalla Milagrosa, donde pudimos constatar lo importante que es para los habitantes de Alzira la presencia de la Virgen, tenía a sus pies un reciente ramo de flores.

Sin más nos marchamos todos muy content@s, porque Sor Carmen nos animó mucho a continuar con la misma dedicación, entusiasmo y creatividad en las dos Asociaciones, y si cabe, aún más, porque no contamos con la inestimable colaboración de las Hermanas.

Mari Carmen Colomer – Vicenciana

Deja un comentario