Día del Voluntario en el colegio San José de Ciudad Real

El Día Internacional del Voluntario se celebra cada año el 5 de diciembre. Es una oportunidad para celebrar y agradecer a las personas de todo el mundo que dedican su valioso tiempo y esfuerzos al servicio voluntario. Hoy queremos dar las gracias y detenernos en la labor de la Asociación Internacional de Caridad con sede en nuestro Colegio.

La AIC se presenta como un voluntariado cristiano vicenciano arraigado en el legado de Vicente de Paúl. Su esencia se resume en la evangelización y el servicio a los pobres, abrazando una misión más allá de la caridad superficial: comprometiéndose con los más humildes, abandonados y aquejados por miserias corporales y espirituales.

En este noble propósito, se inspira en las «virtudes sólidas» según la visión de Vicente de Paúl. Estas virtudes comprenden un amor sencillo, humilde, cordial, comprometido, sensible a las miserias ajenas, ilimitado, eficaz, organizado y liberador de la opresión que sufren los desfavorecidos.

Los fines de la AIC son claros y fundamentales:

1. Promover a sus asociados para dirigir su cooperación voluntaria hacia la atención de personas en situación de necesidad.
2. Orientar la actividad de sus miembros hacia el cuidado de los pobres o aquellos sin recursos económicos mínimos para vivir dignamente.
3. Formar adecuadamente a sus asociados en el cumplimiento de sus deberes religiosos y sociales.

Con un compromiso profundo y guiada por estos principios, la AIC busca irradiar amor, dignidad y servicio efectivo en cada acción. Es más que un voluntariado; es una comunidad comprometida con la transformación y el bienestar de quienes más lo necesitan.